Las iniciativas de Waste.Binn, anteriormente conocido como Waste Not, han generado un impacto considerable de forma cuantitativa y cualitativa en la vida de las personas de comunidades transfronterizas en Arizona y Sonora. Negocios como NOGECO, han logrado crear un cambio considerable en la forma en la que se maneja el desperdicio de alimentos.

Fue a través de este trabajo, que el equipo de jóvenes no solo adquirió habilidades y conocimientos útiles para sus proyectos futuros, sino que también contribuyó a cambiar la forma de pensamiento y las narrativas predominantes sobre la frontera.

Vimos que esta inversión en la comunidad tuvo un impacto duradero en los jóvenes que ahora pueden verse a sí mismos como agentes de cambio en la región.

NOGECO

A través de los recursos educativos y de participación comunitaria compartidos por la Oficina de Sostenibilidad de la Universidad de Arizona, la Southwest Folklife Alliance y Startup Unidos, se concretó el lanzamiento de una empresa emergente (startup) liderada por jóvenes: NOGECO, fundada en Nogales, Arizona.

NOGECO es un equipo de siete estudiantes de secundaria, preparatoria y primeros años de universidad de Nogales y Río Rico en Arizona.

Los aliados de Waste.Binn fomentaron su colaboración a través de talleres centrados en la sostenibilidad cultural, económica, ambiental y social, así como a través de la tutoría de estudiantes y una exploración de diferentes enfoques para mitigar el desperdicio de alimentos en la frontera.

NOGECO abordó un problema crítico en Nogales: el desperdicio de alimentos. Con el 60% de las frutas y verduras frescas de Estados Unidos, pasando por Nogales desde México, se reportan 60 millones de libras de desperdicio de alimentos cada año que terminan en el vertedero local.

¿La solución de NOGECO? Convertir los tomates en jabones ecológicos. Pero esto es solo el comienzo. El objetivo a largo plazo de la organización juvenil es apoyar la creación de un centro de compostaje, lo que en última instancia desviará más desperdicios de alimentos del vertedero, creará empleos y ayudará a mejorar las condiciones de pobreza.

Traducir el conocimiento cultural y la experiencia comercial a través de relaciones binacionales y bilingües entre los Estados Unidos y México puede ser un desafío para muchos sectores. Pero la colaboración binacional fue el mayor activo de NOGECO.

Los fines de semana colaborativos y de puesta en marcha, que sirvieron a ambos lados de la frontera, lograron centrar la sostenibilidad dentro de las redes comerciales e impulsaron a los jóvenes a organizarse y tomar acción.

Diseñaron una solución innovadora para los problemas de desperdicio de alimentos y ahora están construyendo equidad a través de su negocio. NOGECO ha catalizado una red binacional de jóvenes emprendedores en la frontera entre Estados Unidos y México que luchan por la sostenibilidad en sus propias comunidades.

Waste.Binn: moviendo la aguja de los desafíos ambientales y de justicia social

Waste.Binn está logrando no solo cambiar la narrativa en la región de EE. UU. y México de una de criminalidad y escasez a una de abundancia y resiliencia. Esta iniciativa está impulsando la creación de conciencia sobre la gestión del desperdicio de alimentos y los problemas de sostenibilidad con la próxima generación de líderes empresariales, emprendedores y académicos de la región.

No es novedad sostener que las juventudes históricamente desatendidas que viven en Nogales son vistos como líderes dentro de una comunidad binacional de empresas emergentes.

La administración de los recursos locales por parte de los jóvenes afectados, sus familias y la comunidad ha atraído una nueva inversión de recursos a través de otras colaboraciones comunitarias con Mariposa Health, la Iskahitaa Food Harvesting Network, con la Oficina de Sostenibilidad de la Universidad de Arizona y otros que lanzan proyectos que centran el desperdicio de alimentos y el medio ambiente y justicia en Nogales.

Las juventudes tienen las habilidades para construir y usar plataformas de medios y convocatorias binacionales para abordar problemas ambientales y de justicia social en curso.

Impacto durante el 2020

Del 60% de los productos de temporada que ingresan a los EE. UU. por el puerto fronterizo de Nogales, se desperdician 6,000 toneladas. Waste.Binn analizó lo que sucede con esa comida, lo que los miembros de la comunidad entienden sobre el manejo del desperdicio de alimentos y qué soluciones podrían ofrecer los jóvenes para abordar esta problemática.

A través de los talleres de Compost Cats de la Universidad de Arizona, expertos de la industria, la Southwest Folklife Alliance y Startup Unidos, una camada de jóvenes fueron expuestos a habilidades y prácticas en sostenibilidad, artes documentales y de emprendimiento.

Como dijo Stephanie Bermúdez, fundadora de Startup Unidos: “Aprender de los mentores estudiantiles que llegan a los jóvenes como compañeros y modelos a seguir como estudiantes universitarios fue algo poderoso”.

Por su parte, Daniel Collazo, del programa Compost Cats de la Universidad de Arizona, compartió: “La mejor parte es que solo hemos estado aquí para brindarles las herramientas y una plataforma para facilitar el cambio. Se les ocurrieron estas ideas a ellos mismos y, sea cual sea el trabajo que surja de ello, deberían estar orgullosos de hacer del mundo un lugar mucho mejor”.

Waste.Binn también fomentó un crecimiento considerable en Startup Unidos. “Si hubiera estado allí como una mujer latina nueva en Nogales por mi cuenta, no habría podido hacer esto a este nivel y con un crecimiento tan rápido”, comentó también Stephanie Bermúdez.

Estas vinculaciones hicieron posible una colaboración arraigada en las economías comunitarias, el compromiso colectivo y la identidad cultural. La financiación durante varios años permitió a los jóvenes emprendedores realizar una investigación de antecedentes antes de lanzar un modelo de negocio. Los socios se adaptaron y respondieron a las oportunidades que surgieron.

En conclusión, la transferencia de conocimiento, el empoderamiento de jóvenes con espíritu emprendedor, la inspiración de iguales como modelos a seguir, la investigación, sus resultados y experiencias empíricas están produciendo efectos de largo plazo que se están traduciendo en cambios comunitarios, desarrollo económico y en acortar la brecha entre sociedades históricamente ignoradas en ambos lados de la frontera. Con sostenibilidad y justicia social.